Servicios

Nuestro compromiso por la mejora de la convivencia entre personas y animales en nuestra sociedad nos lleva a publicar por 4º año consecutivo nuestro estudio ¿Qué sabemos de perros?.

 

Este proyecto estable en nuestro equipo ha continuado este año en nuestro ciclo formativo ¿Qué sabes de perros?, en su ya 4ª edición, tomando datos a lo largo de las formaciones realizadas desde septiembre de 2018 a junio de 2019.

 

Participación

Año a año ampliamos el público participante en nuestras formaciones, procedencias más lejanas, personas con diversidad funcional, personas con sus perros guía, personas que todavía no viven con animales y quieren aprender a hacerlo adecuadamente…

También ampliamos las provincias donde realizamos nuestras formaciones, siendo 4 diferentes las que durante este curso hemos impartido formaciones: Zaragoza, Cádiz, Cantabria y Almería.

 

El proyecto se ha desarrollado desde el 8 de septiembre de 2018 al 23 de junio de 2019, durante estos meses se han realizado las siguientes 14 formaciones:

  • Presentación inicial
  • Iniciación al mantrailing
  • Seminario de DESobediencia Canina en Cádiz
  • Paseos felices, teoría y práctica. Realizada en 3 ocasiones.
  • Seminario de DESobediencia Canina en Zaragoza
  • Estrés y miedos en los animales.
  • Miedos y reactividad.
  • Seminario de Aprendizaje y Emociones en Cantabria
  • Seminario de DESobediencia Canina en Almería
  • Seminario de Aprendizaje y Emociones en Cádiz
  • Mi perro no puede quedarse solo en casa.
  • Seminario de DESobediencia Canina en Cantabria

 

El número de horas formativas ofrecidas ha aumentado en un 163% respecto al año anterior, siendo 127 las horas impartidas a lo largo del pasado curso. Aquí la progresión de estos 4 años:


Un año más se comprueba que las mujeres presentan más interés por aprender a mejorar y a relacionarse de forma más adecuada y respetuosa con los animales. Un 65.5% eran mujeres, frente al 34. 5% de hombres a lo largo del ciclo.

Destaca en este aspecto que la media de asistencia de mujeres a nuestros seminarios realizados en otras provincias diferentes a Zaragoza ha sido del 85% sobre la de hombres.

 

El 49.61% de las personas que asistieron a las formaciones pudieron hacerlo con su perro, ampliando las actividades en las que es posible participar con tu perro, de forma parcial o total, en las formaciones, ya que esta característica es muy reclamada por el alumnado.

La evolución en este sentido en los últimos años ha sido la siguiente:

 

Cada vez atraemos a más público al que no le importa desplazarse para asistir a nuestras formaciones. En este curso el 34.65% del alumnado se ha desplazado al menos 30km para asistir a nuestras formaciones, dato muy importante porque esto supone un mayor esfuerzo económico y de tiempo, por lo que si lo hacen es porque encuentran en nuestras formaciones un beneficio mayor a ese esfuerzo.

 

Respecto a los datos que ya el año pasado evaluábamos sobre la motivación para asistir a nuestras formaciones, estos son los resultados:

  • Participantes que son profesionales del mundo animal: 22.83%. Es muy gratificante encontrar a otras personas que deciden ampliar su formación profesional con nuestra oferta formativa.

 

  • Participantes que colaboran con protectoras de animales: 22.05%. Este dato es muy preocupante y que se repite cada año, son muy pocas las personas colaboradoras de protectoras de animales que se involucran en mejorar su formación y preparación para ayudar de forma adecuada a los animales. Ha habido 2 formaciones en las que nadie del público procedía del ámbito de la protección animal y 4 en las que solamente había una persona con este perfil, cuando deberían ser muchas las que participasen para formarse más y mejor.

 

  • Participantes que viven con al menos un perro en casa: 88.19%. Un buen dato que indica que el 11.81% de las personas entre nuestro alumnado deciden formarse y aprender antes de introducir un animal en su vida y de esta manera comenzar sin fallos ni errores que dificulten su bienestar y convivencia.

 

Evaluaciones recibidas desde el alumnado

En todas nuestras formaciones el alumnado recibe un cuestionario para que tras la formación pueda evaluar nuestro trabajo, si lo desea de forma anónima. 

No podemos estar más orgullosos/as de las valoraciones recibidas, todas ellas de sobresaliente, entre el 9 y el 9.76 sobre un máximo de 10 puntos:

 

Las formaciones con mejores valoraciones fueron:

Seminario de Aprendizaje y emociones10 / 10
Seminario de DESobediencia Canina9.79 / 10
Mi perro no puede quedarse solo en casa                       9.67 / 10
Paseos felices9.60 / 10

 

 

Conclusiones

Cada vez deciden más familias incorporar un animal en sus vidas, pero ¿cómo lo llevamos a cabo?

En la gran mayoría de los casos sin haber estudiado y planificado bien la situación, los recursos y las responsabilidades necesarias para que esa convivencia sea beneficiosa para todas las partes, personas y animales.

Debemos entender más y mejor a nuestros animales, es imprescindible para mejorar la situación y la alta frecuencia de animales con falta de bienestar, que son un alto porcentaje de ellos. Y por supuesto para reducir las tasas de abandonos de animales, 138.000 durante el año 2018, pero no olvidemos que esas cifras representan a muchos menos animales de los que en realidad no están teniendo una vida con el bienestar adecuado.

Muy destacable que nuestro alumnado declare en su totalidad que es necesaria una formación previa a tener un animal. Esto significa que quienes deciden aprender más también son más responsables y conscientes de que no estamos haciendo las cosas lo bien que se lo merecen nuestros animales.

 

Entendemos que el sentido del olfato es muy necesario para los perros, incluso lo utilizamos para ayudarles con su estrés o los juegos, pero nos resulta muy incómodo que el perro utilice su olfato para moverse por el mundo y que durante los paseos olfatee todo. Para el 63% de las personas esto es un condicionante que dificulta sus paseos, cuando es lo mejor que puede hacer un perro para no tener miedos, evitar los conflictos sociales y relajarse, que es el objetivo principal del paseo ya que estar aburridos en casa es algo que les afecta.

 

En este sentido cada vez valoramos más el bienestar de nuestros perros cuando se quedan en casa, recurrimos más a profesionales para ayudarles y a pautas y juegos que les faciliten esas horas en las que nuestras responsabilidades humanas nos impiden estar a su lado

Pero así como los conflictos vecinales a causa de ladridos de los perros, cuando se quedan solos en los domicilios, supusieron las quejas más habituales enviadas al Defensor del Pueblo en el año 2018, y que desde esta institución se insta a las administraciones a buscar soluciones para mejorar esta afección en la calidad de vida vecinal, nuestro estudio refleja que no les preocupa demasiado a las personas si a sus vecinos/as les molesta la falta de bienestar de su animal cuando se queda solo en casa, algo que identifica el problema social en el que nos encontramos, cada vez convivimos con más animales pero sin construir una convivencia que respete a quienes no desean o eligen vivir con animales.

 

Identificamos más los problemas de estrés, miedos y reactividad de nuestros animales, y además nos preocupan mucho más, porque afectan tanto a su bienestar como a nuestra convivencia. Pero es destacable que nos preocupen más los miedos de nuestro animal, que la reactividad (agresividad) que puedan tener. En realidad es importante que sea así, ya que las causas de esa reactividad parten siempre de miedos, así que identificar esos miedos y ayudarles a resolverlos reduce o elimina las posibilidades de que aparezca la reactividad, que aunque más llamativa no debe distraernos de las raíces del problema.

 

Acudimos cada vez más a ayuda profesional y a formaciones para encontrar las soluciones, pero todavía la cifra es muy baja, cuando debería ser, por iniciativa propia para querer mejor a nuestros animales, de la práctica totalidad para situarnos en los niveles de otros países europeos.

Por ejemplo, enseñar algo nuevo a un animal siempre es más fácil que modificar un aprendizaje previamente aprendido, lo cual demuestra que la formación de las personas facilita la convivencia para no acabar teniendo muchos malos aprendizajes que resolver, que pueden suponer mucho tiempo y esfuerzo por nuestra parte o por el/la profesional que acuda a ayudarnos.

 

Nos alegra comprobar que la tendencia es cada vez mayor a eliminar los métodos y herramientas aversivas (que producen malestar en el animal), debemos seguir trabajando para que desaparezca el miedo y el dolor en cualquier proceso educativo de un animal.

También es más habitual que quienes viven con animales decidan ser protagonistas de su educación, para lo que se muestra más interés en aprender a hacerlo y a entenderles. Quedando prácticamente eliminada la opción de llevar a nuestro perro a educar a unas instalaciones para su adiestramiento, ya que esto nunca solucionará la convivencia, las mejores en la casa y las dificultades del entorno y familia con la que vive el animal.

 

Los paseos  son los momentos que compartimos con nuestro animal por la calle, donde cada vez encontramos más animales y no siempre es fácil que esos paseos sean felices, cuando deberían ser los momentos más agradables y satisfactorios de nuestra elección de convivir con perros. Debemos entender cómo diseñar paseos adecuados y evitar los habituales errores que generan mucho estrés, miedos y reactividad (agresividad) en nuestros perros.

En este sentido apreciamos en el estudio de este año un aumento de 1 punto sobre 10 en el bienestar declarado en los paseos, tanto por parte del animal como de las personas. Y lo que es mejor, se iguala la valoración entre el animal y la persona, lo cual hace que sean más disfrutados esos paseos y que favorezcan tanto el bienestar como la convivencia.

 

Y dejamos para el final los datos acerca de la «desobediencia» canina. Un término que habitualmente ha sido utilizado para declarar como inadecuado el comportamiento de un animal que debía condicionar sus comportamientos a las necesidades de las personas.

Por suerte empresas como la nuestra estamos modificando esta visión de la relación de convivencia, ayudando a las personas a entender las necesidades y naturaleza de sus animales y ayudándoles a que consigan perros sanos, perros felices, perros inteligentes, perros que toman buenas decisiones y perros que por si solos, sin que nadie les pida o exija nada, sean capaces de ser más equilibrados y ese perro con el que cualquiera desea vivir.

Es para nosotros/as un placer que las personas declaren que les alegra la desobediencia de su perro más que les preocupa, que prefieren que aprenda a decidir y actuar antes de que siempre dependa de que alguien le esté ordenando cómo comportarse. Esta es la clave para la adecuada convivencia entre personas y perros.

 

A continuación te dejamos las dos infografías del Estudio ¿Qué sabemos de perros?, 4ª edición, año 2019 y si quieres consultar el estudio completo puedes hacerlo en este enlace, pero recuerda que cuenta con unas entidades y profesionales autores/as del mismo, por lo que si lo quieres compartir te animamos a ello pero te pedimos que nos nombres, nos etiquetes, nos referencies…

 

 

Desde Mr. Hueso y Espacio Ítaca continuaremos un año más con nuestro ciclo formativo ¿Qué sabes de perros?, que próximamente iremos anunciando para continuar cambiando nuestra sociedad a mejor, a una sociedad más sana y respetuosa con las personas y con los animales.

Contentos porque cada vez contamos con más alumnado, de más provincias y que se desplaza cada vez más para asistir a nuestras formaciones.

Las evaluaciones que hemos recibido son casi inmejorables, evaluaciones que todos/as los/as participantes en el ciclo formativo podían realizar libremente desde la intimidad de su hogar. Hemos mejorado los resultados del año anterior que ya estaban en todos los items por encima del 9 / 10  y seguiremos trabajando para mantener y mejorar estos datos.

 

Igualmente continuaremos con nuestro Proyecto CanVivencia, con el que ayudamos a las instituciones y a la sociedad, a construir una convivencia adecuada, en el ámbito legislativo y normativo, en la educación, en la resolución de conflictos y en el día a día de quienes deciden convivir con animales y con quienes prefieren no hacerlo ni verse afectados por ello, ambas opciones igual de respetables y adecuadas, siempre que aprendamos a conseguirlo.

 

 

En Mr. Hueso y en Espacio Ítaca apostamos por esta frase «la convivencia no se impone, sino que se construye» y no hay mejor herramienta que la educación para conseguir una mejor relación entre las personas y los animales, formación de calidad y apoyada por las instituciones, para que llegue a todas la población, de todas las edades y características, también a quienes no deseen relacionarse directamente con los animales.

Todo ello a través de profesionales especializados, con equipos multidisciplinares que afronten el reto bajo el complejo prisma de aspectos que se ven involucrados.

 

Muchas gracias a nuestro alumnado por participar y hacer posible este estudio un año más.

 

Si quieres más información por las anteriores ediciones del estudio puedes hacerlo en los siguientes enlaces: 

 

No te pierdas nuestra agenda para conocer las formaciones que llevamos a cabo por toda España, agenda y formaciones que continuamente vamos actualizando.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario