PerroAventurasCanuto, un gato negro que comparte vida con Mr. Hueso, durmiendo en una de sus camas

Desde junio de 2005 mi vida y mi casa es compartida con Canuto, un fantástico gato negro que pertenecía a una camada indeseada. Su padre era un grandísimo gato persa negro, que se colaba en casa de la vecina de vez en cuando a visitar a su gata, y en uno de los celos de esta pues hubo fiesta y Canuto fue uno de los cachorritos.

 

Aunque en realidad el día que salió de esa casa no se llamaba Canuto sino Lola, aunque poco después sus gónadas masculinas aparecieron y fue rebautizado.

Primer error por haber separado antes de tiempo a Canuto de su camada, ahora no volvería a cometer ese error, tan habitual, con el que condicionamos mucho el desarrollo de los animales. Nunca debemos separar un gato de su familia antes de los 2 meses de edad, da igual que coma solo, da igual que tengamos prisa, da igual nuestras preferencias, lo importante es su desarrollo y debe aprender a ser gato con gatos, con su familia de gatos, con sus hermanos y su madre. Será un gato más feliz y más sano durante toda su vida si respetas esto.

 

Siempre he convivido con gatos y tras una ruptura de pareja me apetecía llegar a casa y tener un ser vivo con el que compartir mi dia. Accede al siguiente artículo, donde te explico mi relación y experiencia con los gatos  ¿Por qué los gatos son los animales preferidos de Mr. Hueso?

 

Canuto durante 4 años fue el único animal que habitaba mi casa, era el rey de la casa, pero lo hubiese sido igualmente sin importar cuántos más la habitaran. El es muy especial.

Canuto encima de unas zapatillas con forma de garras

 

Su cabeza y cuello son muy grandes, como lo eran en el caso de su padre, por lo que muchos amigos le llamaban “Fernando Alonso”. Esto implica que cuando quiere que le acaricies ten por seguro que sus cabezazos los notarás sin ninguna duda.

 

Cometí un segundo error con este gato, llegó en un momento de mi vida en el que no tenía mucha estabilidad laboral, ni emocional, por lo que no pude hacer por el lo que hubiese sido justo, ofrecerle aprendizajes y experiencias, salidas y viajes que le permitieran relacionarse mejor con otros gatos y entornos fuera de casa.

El resultado es que Canuto es un gato un tanto torpe y miedoso cuando tiene que relacionarse con otros gatos o salir de casa. Y es únicamente culpa mía, por ser el humano que debía haberle ayudado. Nuestra compañía y juegos no pueden nunca suplir la relación con otros animales de la misma especie.

Canuto con un peluche de mono en la cabeza

 

Eso sí, con perros es un maestro, ya no es que sepa relacionarse con ellos, sino que además es capaz de tener en casa a más de 5 perros, algunos con historial de cazar gatos, y ponerles firmes a todos.

Todos los perros de Mr. Hueso y de Espacio Ítaca, antes de tener permiso para poder ayudar a personas o a otros perros, deben pasar por las lecciones de Canuto, que les enseña comunicación, tolerancia a la frustración, autocontrol y respete hacia otros seres vivos.

En estos años le ha tocado convivir con dos compañeras perrunas, a una ya la conocéis por aquí a través de dos Perroaventuras de Mr. Hueso, su primer año y su trayectoria profesional hasta su jubilación.

primeros días de Rumba en casa con Canuto

 

Su relación con Rumba es peculiar, no son los mejores amigos del mundo y han tenido momentos divertidos y tensos a la vez. Recuerdo cuando esterilizamos a Rumba y Canuto se dedicó a pegarle porque ella estaba medio anestesiada cuando llegó y aprovechó la situación para vengarse de alguna trifulca anterior.

Otro día presenciamos como agotó tanto la paciencia de Rumba que llegó el punto en el que abrió la boca y se metió toda la cabeza de Canuto dentro, le chupó y le soltó, quedándose el gato atónito ante lo que había ocurrido, pero sin ningún daño.

 

La otra es Salsa, una cariñosa y divertida labradora que pronto presentaremos con sus Perroaventuras.

Canuto ha tenido mucha más paciencia con Salsa y eso que la ha sufrido desde cachorrita, con todo lo que esto conlleva. Pero encontró en ella a una gran amiga, con la que se siente muy cómodo y a la que ha ayudado a ser una perra perfecta, que sabe relacionarse con cualquier ser vivo de forma respetuosa y relajada.

En la foto aparece Canuto enseñando a Salsa que para beber agua hay que hacer fila y que él siempre va el primero y cede su turno cuando el quiere, aunque ya no esté bebiendo.

Canuto bebiendo y Rumba y Salsita esperando

 

Los tres, Canuto, Rumba y Salsa, forman ahora un gran equipo y disfrutan mucho de las visitas, ya sean humanas o animales, que pasan por casa.

los tres aprovechando los rayos de sol

 

Y cuando aparece la comida, primero tiene que acercarse él y si no le gusta ya les cede espacio a las perras. En la foto decidiendo si quería comerse un trozo de madalena con chocolate (que le encanta chuparlo un poco), mientras ellas esperan su decisión.

Canuto, un trozo de madalena, y Rumba y Salsa esperando su decisión

 

Pero no nos olvidemos de sus hermanas cobayas, Canuto pasa totalmente de ellas, porque lo que comen a él no le gusta y entonces no tiene que enseñarles que él es el rey de la casa.

Canuto observando a Madalena y Manolito

 

Cosas que no le gustan a Canuto:

No le gustan los ratones

Canuto con un ratón de ordenador encima

 

Tampoco le gustan los pájaros, muchas veces acuden las picarazas a nuestro balcón y han llegado incluso a entrar si está la puerta abierta y le dan mucho miedo. También las palomas, porque una vez Salsa cazó una en el balcón y se la llevó como juguete y casi le da un infarto.

Aunque como en casa si nos gustan las aves hemos llegado a dejar criar a las palomas en nuestra casa para intentar ayudarle viéndolas desde pequeñas, pero no quería ni acercarse el pobre y le atacaba la madre la única vez que quiso acercarse a conocerlas.

nido de palomas que criaron en nuestra casa, aparece un polluelo y un huevo todavía por abrir

 

Y lo peor, no le gustan los gatos, les tiene mucho miedo. Alguna vez que hemos encontrado alguno en el garaje lo hemos subido ha hacer noche y alimentarlo en casa, y se ha pasado toda la noche subido a una mesa para no interactuar con el invitado.

 

 

Pero hay muchas cosas que le gustan:

Le gusta dormir a los pies de nuestra cama, sobretodo en el lado de la persona más pequeña porque yo le doy con los pies sin querer a mitad de la noche.

Canuto a los pies de la cama

 

Le gusta dormir en la cama cuando dejamos el cuarto abierto

Canuto en la cama

 

Le gusta dormir en lo alto del sofá

Canuto durmiendo en lo alto del sofá

 

Le gusta dormir con Salsa

Canuto y Salsa en el sofá

 

Le gusta dormir encima nuestro

Canuto encima de Sandra

 

Le gusta dormir con Rumba

Rumba y Canuto en la cama

 

Le gusta dormir en cama tiburón

Canuto en su cama tiburón

 

Le gusta ser arquitecto con las cajas que nos llegan

Canuto en una caja de cartón en el balcón

 

Le gusta fingir que es muy malote y poner cara de tipo duro

Canuto con cara de malo

 

Y lo que más le gusta es estar al sol

Canuto al sol

 

 

Y a mí, lo que más me gusta, es haber tomado la decisión de compartir la vida con Canuto, eres un crack!!

Canuto y Mr. Hueso

 

Muchas gracias Canuto, ojala que dure muchos años nuestra convivencia y estés tan sano como hasta ahora, que salvo una otitis y arena en el riñón hace 10 años, estás más fuerte que yo con tus 13 añazos.

 

Si la convivencia con tu gato no es tan satisfactoria podemos ayudarte a que lo sea, con nuestro asesoramiento en comportamiento y bienestar animal, disfrutaréis de una vida en común muy feliz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario