PerroAventuras

31 de diciembre de 2019, 00:15 horas, recibimos una llamada de la cínica veterinaria donde estaba ingresada Rumba desde hace 2 días, por una gastroenteritis con pérdida de apetito.

Os informamos que la salud de Rumba ha empeorado, hemos detectado pancreatitis y hepatitis, el pronóstico es reservado y debe quedarse aquí controlada para intentar remontar la situación.

 

En ese momento la preocupación es máxima, aunque la salud de Rumba desde hace un tiempo no es buena, no estaba previsto un empeoramiento de tal gravedad.

Intentamos dormir ayudándonos de medicación, para poder descansar y por la mañana poder ir a visitarla y darle el paseo de la mañana, con el deseo de una mejoría y poder llevarla a casa.

 

31 de diciembre, 5:00 horas, llamada de la clínica veterinaria

Chicos, venid rápido porque Rumba está muy mal y le cuesta respirar.

 

Llorando y bajo los efectos de los tranquilizantes fuimos lo más rápido posible para despedirnos de Rumba, ella necesitaba que le diésemos permiso para marcharse y nosotros darle un último beso, una última caricia, olerla por última vez y llorar junto a ella mientras le hacía efecto la sedación.

 

A día de hoy, todavía cuesta no despertarse con sobresalto creyendo oírla entrar a la habitación en mitad de la noche, o afirmando haberla olido a tu lado en mitad de un sueño.

 

Estos días no hemos dejado de repasar momentos vividos con Rumba y al final la conclusión a la que he llegado es que debía escribir este artículo, para las personas que la conocisteis, miles de personas en toda España, pero sobretodo para quienes no tuvisteis la oportunidad de que Rumba os conociese.

 

Y es que si Rumba pudiese decirnos a cada una de las personas y perros que pasaron por su vida, estoy convencido de que sería algo parecido a:

Encantada de conocerte

 

De Rumba ya os habíamos hablado, hasta en dos ocasiones en nuestras Perroaventuras, porque os contamos cómo fue su primer año de vida y la llegada a nuestra familia   y tiempo después, con motivo de su 8º cumpleaños, os relatamos algunas de sus experiencias como animal de compañía y como perra de terapia.

 

Ahora nuestro dolor es muy grande, tenemos el corazón roto y serían muy torpes nuestras palabras para describir a Rumba y su vida, así que en esta tercera historia sobre Rumba le dejamos a ella una vez más que sea la que hable en primera persona y que nos emocione, nuestra aportación es un vídeo que repasa toda su vida y nos encantará que veas.


¡Muchas gracias por todo Rumba, encantadxs de conocerte!

 

 

 

Hola Sandra y Raúl, hola Canuto, Salsa, Peca, Madalena y Manolito, hola resto del mundo, queridos/as humanos/as, queridos/as animales, se que no lo estáis pasando bien y que me buscáis a vuestro lado.

Siempre lo estaré, se que nunca me olvidaréis y eso es muy bonito. Yo también os echo mucho de menos pero se que eso es bueno, eso es que mi vida ha significado mucho para vosotros/as y la vuestra para mi.

 

Recuerdo cuando tu Raúl decías que no estabas seguro de que me querías cuando llegué a la vida de Sandra, para ti era un paso hacia adelante en tu madurez, aceptar que tu vida ya no sería igual era adquirir una responsabilidad.

Además yo no te lo ponía fácil, porque los primeros días que fui a tu casa te manché la pared con un pedo pintor, rompí algunas cosas, fastidiaba a Canuto…

Pero siempre recordaré tus ojos el día que viste como cuando llegaba mi anterior jefe yo me orinaba encima del miedo que me daba verle, ese día tú empezaste a ser Mr. Hueso, tomaste la decisión de que ni yo ni ningún otro animal debía pasar por esa situación.

 

Sandra los primeros meses en tu casa, con tu familia, mi querido Miguel y la maravillosa Cuca, con Mar y la abuela Encarna, fueron un cúmulo de experiencias divertidas para mi, no tanto para las plantas, los muñecos de tu hermana o el abrigo de la abuela.

Pero sin duda tu has sido lo mejor que me pudo pasar en la vida, siempre recordaré la suerte que tuve de que un día aparecieses para sacarme de esa jaula y ofrecerme una vida genial.

 

He muerto joven, antes de los 10 años, pero más no pudimos hacer porque siempre tuve una salud comprometida por una genética terrible, debida a las malas prácticas de un criador.

Pero sabéis qué, que mi esperanza de vida era de unos meses si no hubiese aparecido Sandra para llevarme consigo, así que me habéis regalado unos 9 años de vida que no hubiese tenido.

No conozco a otro perro que haya conocido tantas clínicas veterinarias y a tantos/as profesionales, vuestro esfuerzo por mi calidad de vida ha sido inmenso. Haciendo cuentas me salen los siguientes datos:

  • Me llevasteis a lo largo de mi vida al menos a 9 clínicas diferentes para buscar siempre la especialización o la experiencia que me pudiese ayudar.
  • Pero eso se queda corto si cuento todos/as los/as profesionales de la veterinaria que me han ayudado: 17 profesionales diferentes, cada uno/a con su mejor intención y conocimientos, de especialidades muy diferentes.

Nos hartamos de oír dos frases por su parte, a veces nos dolían y otras nos gustaban:

  • Rumba es un caso clínico atractivo para un profesional de la veterinaria.
  • Nadie hace tantos esfuerzos por un perro, si todo el mundo se involucrase tanto con la salud de sus animales el mundo y nuestro trabajo sería más bonito.

Pero no siempre se gana para siempre, y aunque vencimos en varias batallas y superamos dificultades esta vez mi cuerpo no pudo más.

 

Os doy las gracias por haber podido viajar por toda España, conocer a miles de personas, ser su profe para que entendiesen mejor que trabajar o vivir con animales conlleva una gran responsabilidad y si no hay una buena actitud mejor no debes hacerlo, dedícate a otra cosa o colecciona peluches.

¿A ver cuántos perros perros pueden decir que han sido profes en hasta 7 facultades universitarias? 

 

Os doy las gracias por haber podido ayudar a decenas de perros, algunos que incluso habían matado a otro perro, pero yo os demostraba que eran capaces de ser más felices y actuar mejor. Muchos perros me recordarán como la perra que les permitió presentarse a su familia y que les pudiesen conocer para darle la oportunidad de tener una vida feliz.

Tres veces me mordieron, nunca en el trabajo sino en simples paseos y dos veces la misma perra, una labradora como yo. ¿Sabéis lo que yo hacía? No tenerles en cuenta su reacción y volver a darles otra oportunidad.

 

Porque en la vida todos/as podemos cometer errores pero con ayuda y otra oportunidad podemos ser tan felices…

Yo cometí muchos, la lié en varias ocasiones, no fui una cachorra fácil y en alguna ocasión vi como os poníais tristes con mis comportamientos. Pero si ahora hiciésemos la cuenta, ¿a qué es irrisorio el número de veces que la lié comparado con cuando lo hice muy bien?

 

Y es que ahí Mr. Hueso te tengo que reconocer que pasaste a ser como un superhéroe para los perros, cuando decidiste que tu seminario estrella se llamaría Seminario de DESobediencia canina.

Gracias por ayudar a las personas a entendernos, a valorar nuestras capacidades, a que nos puedan ayudar a desarrollarnos como perros felices y a que la sociedad cambie.

Se que no es fácil y no lo será sin mí a tu lado, pero confío en que siempre, con cada perro que trabajes, pienses en que si llega a ser tan feliz como lo he sido yo tu trabajo merece muchísimo la pena.

 

He viajado mucho, he conocido multitud de animales diferentes y he conseguido llevarme muy bien con todos ellos. Para mi no tenía sentido ir por la vida enfadada, sino que aprovechar cada momento y situación era un regalo.

 

Pero ojo, no creáis que no tenía mi puntito borde, si alguien no me trataba bien mi actitud generosa con esa persona cambiaba y ya no le regalaba mi compañía, esto también debo agradeceros Sandra y Raúl que en mi trabajo como perra de terapia siempre se me permitió y nunca se me obligó a aceptar que se faltase a mi bienestar o que yo tuviese que renunciar a comunicar mi rechazo.

Si algo también me caracterizaba era mi cabezonería, ay como yo no quisiera caminar por el sol porque quemaba el suelo o ir en una dirección si yo olía comida hacia otra distinta… Pero se que Sandra, Raúl y Miguel recordaréis esto con infinito cariño para siempre, yo tomaba decisiones y os hacía ser conscientes de ellas, algo que os regalé para el resto de los perros que conozcáis en vuestra vida.

 

¿Comida decíamos? uff, comida… Siempre desee que en Mr. Hueso formasen un equipo de perros detectores de comida y yo ser su capitana. Me gustaba tanto comer que alguna vez que me encontré un saco de pienso a mi disposición comí tanto que vomitaba. También recordaré ese día con la sandía llena de gusanos que a mí me sabía tan rica pero que a Raúl le dio tanto asco quitarme los gusanos de la cara…

Toda la vida la pasé a dieta, sin duda lo que más me disgustó del ámbito veterinario ya que a cada consejo sobre el pienso que yo debía tomar, más inflada estaba y peor me sentía. 

Los últimos meses de mi vida fueron mucho más divertidos, comiendo pollo, conejo, pescado, corazón, verduras, frutas… Gracias por hacerlo posible y por mantener alimentando así a mis hermanas.

 

Rumba con Salsa y Peca

Salsa y Peca, dos grandes perras que también ayudan y ayudarán a muchos perros, muchos más que yo, estoy segura.

Salsa fuiste mi hermana pequeña, sufrí todas tus etapas y disfruté siempre de tu compañía, muchas gracias por hacerme la vida menos cómoda pero mucho más divertida. 

Siento tu duelo, se que me buscas, se que estás nerviosa estos días y que duermes donde yo dormía. Ahora debes ser la hermana mayor de Peca y la hermana pequeña de Canuto, no dejes de hacerle rabiar por mi.

Peca eres una joven perra que tiene muchos parecidos conmigo, bueno tu eres más negra que el carbón y yo era rubia, pero tu disfrute con cada persona y perro que encuentras me recuerda mucho a mi, sé muy feliz!

Canuto y Rumba

Canuto has sido el animal que más me ha enseñado a relacionarme con todo tipo de animales, quizás me ponía triste cuando me pegabas a traición, pero te agradezco las miles de horas de compañía que compartimos.

Volver a casa de un viaje era ir a saludarte para contarte de dónde veníamos, aunque a ti normalmente te importaba un carajo. Todas las personas y todos los perros deberían también conocerte a ti, has ayudado mucho a algunos.

 

De vosotras, mis hermanas cobayas, me acuerdo también, coméis cosas raras pero robaros era toda una aventura. Contigo Reggaetona aprendí a ser paciente con pequeños animales y que si no me comía rápido tus cacas lo hacías tu. 

 

Yo he estado encantada de conocerme, encantada de conoceros y se que mucha gente y muchos animales estuvieron encantados/as de conocerme.

El siguiente vídeo aunque ha supuesto muchísimos lloros a Raúl, es tan bonito que sé que llegará un día en el que rías al verlo, disfrutes al compartirlo, te encante que otras personas te comenten cosas sobre mi al verlo.

Así que si me conociste por favor deja un comentario sobre la experiencia, seguro que fue buena y les hará ilusión a Sandra y Raúl.

 

 

Yo ahora descanso, ya no me duele nada, estoy triste por no teneros a mi lado pero se que yo estaré durante toda la vida con vosotros/as. Gracias, ha sido un placer conoceros.

 

 

32 comentarios

  1. Encantada de conocerte preciosa mía.
    Eli te estaba esperando a medio camino y ahora las dos, brillareis juntas para darnos luz cuando nos falte.
    Te quiero rubia. Feliz vuelta a casa.

    • Ha sido un placer poder conocer a Rumba y que formara parte de mi aprendizaje como psicóloga y como amante de los animales. Un abrazo para todo el equipo Ítaca en estos duros momentos 😘

    • Muchas gracias por tu comentario María, sin duda Eli y Rumba si se encuentran en algún lugar harán buena pareja como buscadoras de tesoros

      Siempre nos acompañarán.

  2. Encantada de conocerte Rumba. Hubo un antes y un después en la vida de Raúl y Sandra, y de todos tus abuelos/as tios/as y primos/as. Perteneciste a una gran familia. Y nunca te olvidaremos💕💕💕💕

  3. No sabes lo que me gustó conocerte y tocarte las tetinas como a mí Keka, es una 💩 de esas de vaca que tanto te gustaba comer que no podamos conocernos más. Los humanos, aunque disimulamos, no sabemos vivir sin vosotras, al menos, no de la misma forma, asiq no os olvidéis de nosotros nunca. Encantadas de conocerte
    Ana y Brisa.

    • Gracias por tu comentario Ana, su falta es enorme cuando dejan de acompañarnos físicamente, pero es sin duda es porque nos aportaron muchísimo en nuestras vidas. Siempre nos acompañarán de una u otra forma y ambas estarán ahora en una pradera llena de labradores retozando.

    • 🦮 Ha sido un placer poder conocerte. Gracias por enseñarnos y hacernos sentir bien. Te echaremos mucho de menos. Brilla cada noche. Seguirás viva en nuestros recuerdos corazones 💓
      ¡Mucho ánimo Sandra y Raúl! 😘💕

      • Gracias Joel, Miriam y resto de familia por vuestro comentario. Seguro que Rumba todavía recuerda algún lametazo de los que le dio a Joel.

  4. Con Rumba aprendí que ella se tumbaba donde le parecía bien, y que si quedaba en medio pues que fuese yo quien tuviera cuidado con ella para no pisarla. Empecé a rodearla arrastrando levemente los pies para no hacerle daño, porque ella decidió que ese era mi problema pero que no pensaba moverse.
    Me encantaba rumba, su carácter y su independencia

    • Ay muchas gracias Anita, has descrito muy bien a Rumba, su forma de ser era esa, si identificaba que tu podías hacer algo ¿por qué iba a ser ella la que te lo facilitase? Sin duda nunca tuvo en cuenta tu diversidad, ni la de nadie, porque Rumba veía las buenas características de cada persona y sabía donde ponerse a tu lado para recibir tus caricias, eso era lo que importaba y el resto del mundo podía pararse en ese momento que nada ocurriría.

  5. Hola pequeña Rumba! Me alegra saber más cosas de ti. Tuve la suerte de verte en alguna ocasión. Y eres majestuosa nena! Por supuesto, jamás hablaré de ti en pasado pues hace un tiempo entendí que cuando un ser es tan puro, tan bueno y tan especial nunca se va. Deja un tremendo rastro que nada es capaz de borrar. Así que chica… disfruta allá donde estés! Cuida mucho a Raúl y Sandra y espero poder conocerte mejor cuando me toque irme!

  6. Qué manera de llorar viendo el video!!! Muy bonito, chicos! Rumba ha tenido mucha suerte en tener compañeros humanos tan increíbles como vosotros, y ha tenido una vida muy feliz a vuestro lado, quedaros con eso :***

    • Muchas gracias Isabela, qué suerte la tuya de conocerla en persona!

      El vídeo emociona y te agradezco que lo hayas visto, es un homenaje para mostrar quién era Rumba.

  7. Encantada de conocerte preciosa. Disfruta alli donde estés y busca a Tula, es negra como el carbón, bueno ya no tanto y labradora como tu y jugad juntas, ella tambien fue perra de Terapia y podreis contaros vuestras experiencias. Sed felices, siempre siempre. Un abrazo enorme Sandra y Raul, se muy bien por lo que estais pasando.

    • Gracias Pilar, si la encuentra retozarán juntas como buenas labradoras y harán equipo de aventuras. Te enviamos un fuerte abrazo.

  8. Gracias por compartir tu sentir, me he emocionado muchísimo viendo el video y, es raro, leyendo tu post me has sacado muchas sonrisas con las anécdotas de Rumba.

    Te mando todo mi cariño desde Perú, esta es una vivencia que compartiré por estos lares en cuanto mi portal esté en funcionamiento… me dijeron 8 de enero y aún sigo esperando.

    Lili

  9. Yo también estuve encantado de conocerte.
    No coincidimos muchas veces, pero siempre recordaré subimos a vuestra casa y como estaba durmiendo tripa arriba en el sofá, parecía que te ibas a caer. Daba gozo verla, y la risa que os dio fue mundial.
    Pequita hacía poco que había llegado a vuestra casa, y Salsa nos había acompañado en el paseo.
    Canuto nos miró, y con eso bastó.
    Lo dicho un auténtico placer haberte conocido.

    • Muchas gracias Carlos por ese recuerdo, las posturas en el sofa de Rumba dejaban clara su tranquilidad y filosofía ante la vida.

  10. Cuántas cosas has hecho, Rumba, y qué bien además.
    Estoy segura de que Chato aún sueña alguna noche con una rubia muy rumbosa de ojos color miel que conoció una tarde y con la que disfrutó de lo lindo.
    Ahora disfruta de miles de charcos, praderas y playas donde hacer la croqueta.
    Un fuerte beso y reparte alguno por ahí, que seguro que encontrarás buenas personas y animales encantadores.
    Cuidaremos de tus compañeros los que quedamos aquí, tenlo por seguro.

  11. Que penica tan grande 😪…. el vídeo me ha hecho llorar mucho, me acuerdo mucho de ella, es cierto que me rompía muchos muñecos pero eso ya no importa, lo que realmente importa es el vacío que ha dejado en nuestros corazones y su ausencia nos llena de tristeza pero como se que ha sido super feliz y nosotros con ella y con eso es con lo que nos tenemos que quedar. TE QUIERO RUMBICA ❤

  12. Supongo que te considerarás un afortunado Raúl, ha sido un placer haberla conocido puedo hablar por mí, por Hades y por Jacinto.
    Era única, preciosa y buena como ningúna. Un abrazo Raúl.

  13. Lo siento mucho chicos, pobre Rumba, encatado de haber compartido con ella unas sesiones. Un abrazo fuerte chicos. Un saludo. Igual ayer ya habia pasado todo esto (no he visto la fecha de la noticia) y ayer los vi… Bueno, un abrazo fuerte y sigo, taluee

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario